Las fintech a la búsqueda de capacitar trabajadores para una industria que crece al 40 por ciento anual

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Cursos, carreras cortas y especializaciones de distinto tipo forman parte de la nueva oferta educativa para formar a trabajadores de la industria de las finanzas digitales (fintech), un sector cuya demanda de trabajo crece a un ritmo del 40% anual desde 2017 y que, se espera, emplee a más de 20.000 trabajadores hacia fin de año.

En los últimos años 4 años, el surgimiento de empresas dedicadas a prestar servicios de pagos digitales, créditos, inversiones, seguros, blockchain y criptoactivos, y otros servicios tecnológicos llevó a la industria a destacarse como generadora de trabajo en un contexto muy complejo económicamente.

De las 5.280 personas que este tipo de empresas empleaban en 2017 se pasó a 14.125 en 2020 (un 267% de aumento en 3 años), mientras que las expectativas en el sector son de cerrar 2021 con más de 20.500 puestos de trabajo: casi cuatro veces más.

Aun así, el ritmo de creación de puestos de trabajo está encontrando dificultades a la hora de generar personal capacitado para cubrirlos, tanto en los sectores técnicos y de programación como en áreas de diseño y análisis de productos.

Por eso es que tanto desde el sector académico y la industria se está trabajando para crear una oferta educativa que forme a las personas que quieran ingresar a un rubro que es exportador neto de servicios y que tiene un fuerte componente de innovación tecnológica y creación de valor.

“Estamos intentando generar cada vez más una demanda laboral preparada para este tipo de trabajos y que pueda seguir alimentando a la industria y así tener un ecosistema modelo en Latinoamérica”, dijo Matías Friedberg, cofundador de Ixpandit y director de la Cámara Argentina de Fintech (CAF).

En ese sentido, la CAF está apoyando la creación de programas y cursos de menos de un año de duración que dictan institutos y universidades públicas y privadas como la UBA, la UCA, el ITBA o la Universidad de San Andrés, entre otros.

Se trata de certificaciones en Blockchain, formación de desarrolladores en Python para entidades financieras, programas ejecutivos para Digital Banking, Derecho & Fintech y diplomaturas en Economía y Finanzas digitales o en UX-UI, entre otros temas.

“Intentamos mezclar la parte teórica de las universidades con la práctica que aportan las empresas y, así, ofrecer formación en aspectos técnicos y de managment, para que cada vez más gente se prepare para entrar a trabajar en una fintech”, detalló Friedberg.

Según un estudio de la consultora Great Place to Work entre las principales fintech del país, el 43% de las búsquedas abiertas en 2021 fue en el área de Tecnología y el 26% en Comercialización y Desarrollo de Software.

Son ofertas para desarrolladores Backend, Fullstack y Frontend, Product Manager, Product Owner, Analista de Producto y Diseñador UX/UI, entre otros.

De allí la importancia de cubrir puestos en áreas técnicas para los que la oferta educativa recién está empezando a formarse.

“Hoy se están creando puestos de trabajos en áreas más técnicos que no pueden ser suplidos por un déficit de oferta laboral, como desarrolladores y otros similares, porque faltan capacidades técnicas”, apuntó Ignacio Carballo, economista y director del Ecosistema Programas Fintech de la UCA.

Carballo dijo que la oferta educativa en finanzas digitales “recién tomó volumen hace tres años” y que si bien “los institutos de formación en sistemas y tecnologías tienen cursos prácticos, hay toda una oferta de formación más general que cada vez es más grande en muchas casas de estudio”.

“Existen cursos en metodologías ágiles, técnicas de aceleración o de diseño y de innovación que no tienen nada que ver con la programación y que también son muy demandadas”, aseguró.

Según Carballo, la clave pasa por “entender que las finanzas digitales tienen una proyección enorme a largo plazo y que son una enorme oportunidad para que Argentina sea pionera en la economía del conocimiento a nivel regional”, ya que el país “tiene un capital humano muy competitivo y, lamentablemente, por su macroeconomía, es muy barato a la hora de contratar recursos desde el exterior”.

Actualmente, existen también opciones para instruirse en forma gratuita y que cuentan con el apoyo del Gobierno nacional y de otras jurisdicciones.

La Secretaría de Innovación Pública abrió la semana pasada la inscripción a cursos y becas formar e insertar laboralmente a mujeres y disidencias en el sector CTIM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática) a través de convenios con las empresas Telefónica y Huawei.

Para inscribirse y saber más puede ingresarse en el siguiente link: https://bit.ly/3lBts0M

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tiene disponible el programa Codo a Codo, que está focalizado en la enseñanza en programación, destinado a personas jóvenes y adultas que cuenten con título secundario y al que puede accederse por este link: https://bit.ly/3s1p6kx.

Noticias relacionadas
La Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina (Ucema) Ver más,,,
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email