Gremio de Pesca respalda los cupos en buques pero aclara que “no resuelve el tema de fondo”

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca (Aacpypp) aseguró hoy que la media sanción por parte del Senado del proyecto de ley que determina cupos para determinados colectivos a bordo de los buques de la actividad “es un paso adelante” en “la visibilización de esa problemática”, pero señaló que “no resuelve el tema de fondo”.

“El gremio reconoce la problemática y desea abordarla, porque además no se restringe solo a la pesca. Respalda que el tema se incluya en una agenda, pero el camino que se procura transitar conducirá a un callejón del que solo se emergerá a partir de la vía de excepciones en cada caso, y no aportará a la solución de fondo”, indicó un comunicado.

El secretario general del gremio e integrante de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Jorge Frías, señaló que el mercado de oferta de profesionales de esos colectivos “se ubica muy por debajo de la demanda que generará la aplicación de la ley, porque no hay cantidad suficiente de integrantes de ese sector para satisfacer esa demanda y, el sistema, no está en condiciones de aportarla”, aseguró.

Frías añadió que “el sistema no podrá aportar las cantidades necesarias por un plazo que para los cargos de menor responsabilidad a bordo demandará al menos dos o tres años y el doble o triple para los de mayor responsabilidad”, ya que la tarea es de “alto riesgo”.

“Esa responsabilidad es confiada a profesionales educados en el contexto de un sistema de formación creado a partir de obligaciones que el Estado nacional asume como signatario de convenios internacionales. En el caso de la pesca, implica la formación inicial en escuelas que dependen del Estado o privados y, que luego de un año de estudios, permite acceder a certificados de competencia para menor responsabilidad náutica”, señaló el dirigente.

El dirigente explicó que luego de años de embarco -medidos por días navegados llamados singladuras- se accede a la formación superior en la Escuela Nacional de Pesca de Mar del Plata, y luego se obtiene el título de menor categoría en cubierta o máquinas y, mediante acumulación de singladuras, cursos y exámenes, se transita la carrera.

“Se requiere tiempo académico y personal para sostener una vida digna y experiencia laboral a bordo. Además, no existe prohibición que impida el acceso de esos colectivos a la formación, por lo que no se entienden las razones para determinar cupos. El proyecto solo aborda la problemática al final del proceso y generará la interrupción de la cadena. No lo hace para resolver el tema de fondo, que es la formación como un todo”, remarcó.

Frías señaló además que la iniciativa determina “un régimen compulsivo que contradice el espíritu de la promoción que propone como incentivo para las empresas”, y expresó que existe el riesgo de que se transforme en una norma “de cumplimiento imposible y con un régimen sancionatorio que será cuestionado en su legalidad, lo que puede evitarse”.

“El camino es el incentivo a la educación, la facilitación del acceso a la formación, la dignidad de los trabajadores, que deben ganar ese espacio por su capacidad y competencia y no por un cupo imposible de cumplir, que generará discrecionalidad a partir de las excepciones”, concluyó el dirigente gremial en el documento de prensa

Noticias relacionadas
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email