Comenzó la inscripción para el ATP de agosto con incentivos a la creación de empleo y nuevos sectores

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El Gobierno habilitó desde hoy la inscripción para las empresas que requieran acceder al programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), para el pago de los sueldos de agosto, y que tendrá como novedad un incentivo para la incorporación de trabajadores y la inclusión hasta diciembre de nuevos sectores críticos.

La plataforma de inscripción al denominado ATP5 fue habilitada hoy por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en la cual los empleadores que requieran la asistencia estatal para el pago de los salarios de agosto podrán registrarse en línea hasta el 3 de setiembre, en afip.gob.ar.

Aquellas firmas que hubieran registrado una variación nominal negativa en su facturación entre julio de 2020 y 2019 accederán al salario complementario, mientras que los que presenten una variación nominal positiva en su facturación de entre 0 y 40 por ciento, podrán solicitar un Crédito a Tasa Subsidiada del 15 por ciento anual, a un año de plazo con tres meses de gracia

En este punto, y a partir de la decisión del Gobierno nacional de incentivar la generación de empleo, se suma desde septiembre la posibilidad de que el empleador transforme parte del crédito en un subisidio de acuerdo con la incorporación de trabajadores.

“Lo que queríamos en el ATP 5 es dar una señal a las empresas que, al ver recuperación en su actividad, pueden ayudarnos a proteger el empleo que ya tienen o incrementar su plantilla”, había explicado Todesca Bocco al anticipar un seguimiento que se realizará mensualmente.

Las nuevas pautas que serán establecidas por el Ministerio de Desarrollo Productivo ratificarán que los créditos solo pueden destinarse al pago de los salarios de trabajadores y por eso el financiamiento se acreditará directamente en las cuentas bancarias de cada uno de los empleados.

“Obviamente no estamos esperando un boom del empleo. Estamos viendo esta película, no otra. Pero puede haber empresas donde se requiera tomar a más personas y queremos ayudarlas”, aseguró la vicejefa de Gabinete.

Para estos casos, la empresa que tome el préstamo, al momento de pagar su primera cuota dentro de tres meses, tendrá una bonificación si mantiene la plantilla de empleados del mismo mes de 2019, y una bonificación mayor si la aumenta, por lo cual “en cada cuota se verá cómo evoluciona el empleo”.

A la vez, esta nueva etapa del ATP llegará con una ampliación de sectores que incluyen a trabajadores gastronómicos, del transporte de pasajeros de larga distancia, peluquerías y jardines maternales, entre otros, que podrán contar con la asistencia del Estado hasta diciembre, tal como se anunció en la reunión del miércoles del gabinete económico.

“Revisamos todos los sectores y hemos decidido ampliar el registro de aquellos afectados críticamente por la pandemia, que acompañaremos hasta diciembre y podrán deducir el 95 por ciento de las contribuciones patronales”, explicó Todesca Bocco.

Al mismo tiempo, el Gobierno entiende que hay una cantidad decreciente de empresas y trabajadores que se anotan en el ATP, lo cual es un reflejo de la recuperación de la actividad económica, y observa que en aquellas zonas del país en donde se fueron permitiendo distintas actividades se dinamizó la contratación de empleados.

Desde que se lanzó el programa ATP, fueron asistidas 328 mil empresas en al menos una de las rondas del programa, lo que permitió llegar a 3,07 millones de trabajadores y el 60 por ciento del total de las firmas empleadoras del país.

Hasta el momento, la asistencia significó más de 121.000 millones de pesos, de los cuales casi 49.900 millones corresponden a la primera ronda, 40.900 millones a la segunda, 30.600 millones a la tercera y 27.000 millones en la cuarta, lo que refleja el progresivo incremento de actividad.

El Gobierno apostó a los ATP para sostener el empleo en los sectores formales del mercado de trabajo, particularmente en las empresas y comercios más castigados por la pandemia.

Además del ATP, se impulsó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) para los sectores más desprotegidos y créditos a tasa 0 para empleados autónomos.

Todas estas herramientas, que representan 5,2 puntos del PBI, formaron parte de la política económica del gobierno en el marco de la emergencia sanitaria originada por la pandemia.

Noticias relacionadas
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email