El Gobierno reducirá las cuotas del ATP como medida de estímulo para las empresas que sumen nuevos puestos de trabajo

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El Gobierno nacional dispondrá, a partir de septiembre, “estímulos adicionales” para la contratación de nuevos trabajadores entre las empresas beneficiarias de los créditos de la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) mediante la reducción de las cuotas a pagar, de acuerdo con los nuevos puestos laborales que puedan ir sumando.

Así se informó oficialmente tras la reunión hoy del gabinete económico en Casa de Gobierno, en la que se resolvió un nuevo listado de sectores críticos y una nueva versión de los préstamos incorporados en el desarrollo del denominado ATP4 y efectivizado en agosto, pero que a partir del mes que viene serán modificados para estimular la generación de empleo.

De acuerdo con las nuevas pautas del programa, a partir del ATP5 las empresas que mantengan su plantel de personal o incorporen trabajadores en la comparación interanual con 2019, podrán beneficiarse con la reducción de las cuotas de los créditos, a la misma tasa subsidiada del 15 por ciento con que se otorgaron en agosto a 75.400 sociedades.

El nuevo esquema de ayuda estatal en el marco de la pandemia fue abordado en el encuentro que encabezó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del que participaron los ministros de Trabajo, Claudio Moroni; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

En la oportunidad, se analizaron los resultados de la cuarta ronda de ATP, por la que se beneficiaron más de 210 mil empresas, de las cuales 135.484 lo hicieron vía salario complementario, lo que permitió alcanzar un universo de 1,5 millones de trabajadores.

Todesca Bocco, en diálogo con la prensa al término de la reunión, explicó que “el préstamo va a tener algún estímulo adicional para la contratación de trabajadoras y trabajadores, es decir la posibilidad de que las empresas reduzcan las cuotas del préstamo si contratan más personal”.

“La idea es otorgar los préstamos a las empresas que están empezando a recuperar su facturación y luego cuando tenga que pagar las cuotas se pueda analizar la trayectoria en materia de empleo: si lo sostuvo o lo incrementó, una parte del préstamo se transforma en subsidio con la reducción de la cuota”, detalló la funcionaria.

Asimismo, se decidió ampliar el universo de sectores críticos que podrán recibir asistencia por parte del estado hasta diciembre de 2020 a través del salario complementario y los préstamos y, también, a través de la reducción de aportes patronales, en virtud del análisis que se viene realizando de cada actividad.

Entre los sectores que serán incorporados al universo de los críticos está el transporte de larga distancia y el transporte escolar, la gastronomía y los jardines maternales, pero la lista definitiva podrá incorporar otros beneficiarios gravemente afectados por la inactividad derivada de la pandemia, se aseguró.

“El resultado de este análisis es doble, un préstamo beneficioso para los que recuperaron su actividad y pueden tomar más trabajadores y, al mismo tiempo, una asistencia más prolongada hasta diciembre para aquellos que siguen afectados por las medidas de aislamiento y distanciamiento social”, detalló la vicejefa de Gabinete.

En ese sentido, entendió que ampliar el listado de los sectores críticos permite “enviar una señal clara a estos sectores del acompañamiento por parte del Estado en una situación tan atípica”.

Desde que se lanzó el programa ATP, fueron asistidas 328 mil empresas en al menos una de las rondas del programa, lo que permitió llegar a 3,07 millones de trabajadores y el 60 por ciento del total de las firmas empleadoras del país.

Hasta el momento, la asistencia significó más de 121.000 millones de pesos, de los cuales casi 49.900 millones de pesos corresponden a la primera ronda, 40.900 millones de pesos a la segunda, 30.600 millones de pesos a la tercera y 27.000 millones de pesos en la cuarta, lo que refleja el progresivo incremento de actividad.

Previo a la reunión, el ministro Moroni destacó que “en las zonas del país donde se fueron permitiendo distintas actividades volvieron a aparecer las contrataciones de empleo. Se trata de una señal auspiciosa que sin embargo también evidencia heterogeneidad entre sectores y regiones del país, en función del impacto de la pandemia.”

La vicejefa de Gabinete, por otra parte, también dijo que el equipo económico analizó la continuidad del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), pero con la definición de “nuevos instrumentos para poblaciones diferentes que tienen que ver con la trayectoria laboral de una persona y no con un ingreso de emergencia”.

En ese aspecto, consideró que el problema en la economía argentina “se evidencia en el mercado de trabajo, porque tanto los niños, los jóvenes y los adultos mayores tienen cobertura universal, pero es el mercado de trabajo que no genera la cantidad de puestos como para que las familias vivan con dignidad”.

Noticias relacionadas
El presidente de la cervecería y maltería Quilmes, Martín Ticinese, Ver más,,,
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email