Alrededor 4.600 comercios que cerraron por la emergencia no volverán a abrir, según la CAC

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El 11,5 por ciento de los locales comerciales que cesaron sus actividades por la pandemia de coronavirus “no volverá a abrir” una vez finalizada la emergencia, aseguró hoy el secretario de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman.

“Es una realidad inexorable, había que luchar contra la pandemia, hay que proteger la salud y estamos totalmente de acuerdo con lo que hizo el presidente (Alberto) Fernández, pero la economía es un tema complicado, tampoco hay vida si no hay economía”, sostuvo Grinman en declaraciones a radio La Red.

El porcentaje de cierre estimado por la CAC alcanza a aproximadamente 40 mil comercios de todo el país, aunque el epicentro del problema en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

“La realidad es que hay dos países. Uno es el AMBA y el resto del país es diferente, con muchas provincias que no tuvieron infectados o con muy poco porcentaje”, indicó el titular de la CAC.

En estos últimos lugares, explicó, “era necesario abril la actividad comercial”, porque ello iba a “servir como muestra de cómo funcionaban las cosas”.

Al respecto, destacó que muchos comercios, a pesar de la apertura, “están vendiendo un 30 por ciento menos que antes de la cuarentena”.

Grinman mencionó “sectores muy castigados” como el de indumentaria, calzado, gastronomía y hotelería, y enfatizó el caso del turismo, una actividad que “puede tardar años en recuperarse”.

Consideró que la pandemia va a dejar consecuencias peores que la crisis del 2001 en la cual la actividad productiva, “aún con hiperinflación, seguía funcionando”.

“Con lo que no se puede funcionar en con depresión. Cuando se cierran los locales no hay posibilidad, no hay expectativas, no hay futuro”, remarcó.

Consideró que el gobierno nacional actuó de manera correcta en los temas sanitarios y económicos.

Sobre esto último ponderó la “celeridad” de la decisión política de implementar los fondos ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y a la Producción), aunque atribuyó las demoras en el cobro a una “burocracia fenomenal”.

“En términos generales, el Gobierno actuó de la mejor manera posible, con muy pocas herramientas como la emisión monetaria”, algo que, dijo, “no nos tiene que asustar porque es preferible tener una alta inflación antes que tener una depresión”.

Noticias relacionadas
La Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Ver más,,,
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email