Trabajadores mineros en problemas; la otra cara de la caída de la construcción

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), Héctor Laplace, aseguró que la actividad “no metalífera” es la que en la coyuntura de emergencia sanitaria y económica tiene “más problemas”, y remarcó la necesidad de que el gobierno nacional atienda las necesidades del sector a partir del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

En diálogo con GVA Info, el sindicalista explicó que la actividad metalífera “se puso en marcha como tarea esencial el 4 de abril último y con protocolos muy importantes”, y detalló que el sector cumple tareas con “el 50 por ciento del personal y con una producción que oscila entre el 40 y el 50 por ciento”.

“La industria está recuperando su ritmo de forma gradual, pero sin violentar los protocolos. En el sector de la actividad no metalífera, en cambio, existe gran preocupación, ya que es una actividad vinculada a la construcción y sufre una persistente caída desde abril de 2018. El año anterior había sido muy bueno, inclusive con inversiones importantes y abundantes pedidos de material”, dijo.

Laplace expresó que “la estantería se cayó en 2018 en el sector no metalífero y, la pandemia, lo aniquiló, ya que por ejemplo la cal y la piedra trabajan en términos muy inferiores a la capacidad instalada”, a la vez que afirmó que “la construcción público-privada está paralizada y, esa situación, constituye en realidad un problema grosero para poder sostener el empleo”.

En ese sentido, el dirigente enfatizó que el gremio convino acuerdos salariales y de suspensiones de personal ante la emergencia sanitario-económica, de acuerdo con las especificaciones de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT).

“Hasta hoy se evitaron los despidos. Fue parte de los acuerdos. Los trabajadores que cumplen tareas habituales y normales perciben el 100 por ciento de sus haberes, al igual que quienes gozan de licencias convencionales o integran los grupos de riesgo y, quienes permanecen en sus hogares, poco más del 80 por ciento. Los decretos oficiales otorgaron cobertura legal”, puntualizó Laplace.

La organización sindical nacional, que tiene unos 30 mil afiliados -perdió 5 mil en la última década- aún lamenta el cierre de la minera Lumbrera, en la que quedaron en la calle unos 2 mil trabajadores, en tanto Laplace aseguró que “no hay proyectos en danza y nada es fácil, aunque hay mezquindades en el contexto de la pandemia por parte de algunos sectores empresarios”.

Laplace detalló que el gremio negocia convenios de empresa cada seis meses o un año a partir de “los nuevos empleos y tecnologías”; sostuvo que existe “un atraso en los de actividad de las firmas no metalíferas, ya que datan de 1989”, y puntualizó que en la minería hay mayoría de pequeñas y medianas empresas que realizan reducidas inversiones, aunque tienen capacidad para crear empleo, a la vez que adelantó que esos acuerdos se renegociarán este mes.

“La minería debe colaborar con las pequeñas y medianas empresas ligadas a la construcción porque no recibe la asistencia de la ATP. No hallo explicación a eso, porque las multinacionales la perciben. Hasta los Ceo lo hacen. En ese sentido, el gremio ya elevó una nota al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, para que lo contemple y lo conceda a la brevedad”, enfatizó el dirigente sindical.

Para Laplace, se impone de forma urgente recibir esa asistencia porque ya existe “una gran cantidad de empresas endeudadas al 24 por ciento de interés, por lo que están próximas al concurso de acreedores o a la presentación del Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) en Trabajo por falta de oxígeno”.

Sin embargo, Laplace aseveró que la ausencia de asistencia a través de la ATP “no es un problema de malicia o mala disposición sino de mera desprolijidad”, y detalló que “es complicada la situación de la cal, el cemento y la molienda de minerales, ya que no se detiene la caída de la producción y el despacho”.

Laplace integra como vocal el consejo directivo de la CGT y, al respecto, realzó la labor de la central obrera en la emergencia y su “capacidad de gestión”.

También realzó la figura de su cotitular, Héctor Daer, y explicó que su sindicato trabaja codo a codo con la comisión de Industria de la central sindical.

“A excepción de unos pocos, la futura unidad del movimiento obrero será posible. La absoluta mayoría de los gremios y dirigentes estará en la CGT”, concluyó.

Noticias relacionadas
La compañía minera canadiense Neo Lithium anunció los resultados de Ver más,,,
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email