Cámaras y gremios de la pesca acordaron un protocolo sanitario para mantener las exportaciones

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Los gremios y las cámaras empresariales de la actividad pesquera, exceptuada del aislamiento por considerarse esencial, acordaron un protocolo sanitario para los buques, que buscan comenzar a implementar en los próximos días con el fin de dar continuidad a la exportación del recurso y la generación de divisas en medio de la pandemia por el Covid-19.

El Protocolo Sanitario para Buques Pesqueros fue acordado entre los dirigentes de los nueve gremios y las ocho cámaras empresariales de la actividad pesquera a través comunicaciones vía whatsapp o telefónicas, que les permitieron alcanzar 16 medidas concretas que minimicen el riesgo de contagio de las tripulaciones de los buques para garantizar las exportaciones del recurso y la generación de divisas en el marco de la caída económica que implicará la emergencia sanitaria y las necesidades del sector de la salud pública.

Así, la Unión Marítima, integrada por los gremios y las cámaras que negociaron el protocolo, establecieron en su texto que el conjunto de las medidas deberá observarse “en forma estricta y obligatoria” para “prevenir la expansión de la pandemia” del Covid-19 “sin privar a la Nación de los beneficios que le reporta en la emergencia la actividad pesquera”.

Los gremios que participaron de la elaboración del protocolo son las Asociación Argentina de Capitanes Pilotos y Patrones de Pesca; los centros de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante; de Patrones Fluviales Pesca y Cabotaje Marítimo; de Jefes y Oficiales Maquinistas Navales; de Jefes y Oficiales Navales de Radiocomunicaciones; y los sindicatos de Conductores Navales; Obrero Marítimos Unidos; Marítimo Pescadores, y de Electricistas y Electronicistas Navales.

Por los empleadores, tomaron parte las cámaras Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP); de Armadores Pesqueros Congeladores de Argentina (CAPECA); de Armadores Poteros Argentinos (CAPA); Argentina de la Industria Pesquera (CAIPA); Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura (CAABPA); de la Flota Amarilla de Chubut (CAFACH); el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA), y la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera (AEPEC).

Entre otras acciones, el protocolo establece que los buques deben estar “técnicamente” desinfectados y que, seis horas antes de zarpar, tendrá que estar “totalmente pertrechado”, mientras que el calzado y la ropa de la tripulación al abordar será guardada en bolsa de nylon para ventilar luego durante la navegación.

La desinfección de los buques deberá acreditarse con una constancia firmada por la autoridad estatal o empresas privadas contratadas a tal efecto, en tanto, de ser posible, las naves tendrán que contar con espacio individual para aislamiento de casos sospechosos.

Antes de abordar, la tripulación se someterá a un control médico de síntomas de infección por Covid-19 en carpas sanitarias móviles instaladas en los muelles a cargo de las empresas armadoras o autoridades competentes, y los tripulantes deberán presentar una declaración jurada de salud.

Para los puertos, el protocolo indica la implementación de logística y equipamiento sanitario adecuado durante las 24 horas para el personal médico correspondiente, y un lugar específico de amarre de urgencia para buques con casos sospechosos.

Durante la navegación, los capitanes deberán comunicar eventuales síntomas de algún tripulante a la Prefectura Naval Argentina, que dispondrá de las medidas correspondientes, previa consulta de su servicio médico.

Por otra parte, se estipula la posibilidad de “realizar dos mareas sin bajar del buque, evitando cambios en la tripulación, aunque con las garantías sanitarias para la descarga, el nuevo armado de bodega, y los pertrechos necesarios para el término de la nueva marea.

Según el protocolo, el Armador y/o su agente marítimo” serán responsables de la movilización del personal afectado y deberán ofrecer y cumplimentar las garantías y obligaciones establecidas por la normativa vigente.

Por último, se establece que los gastos para implementar el protocolo o cualquier medida derivada de la emergencia sanitaria estará a cargo de las empresas y “no podrán ser imputados a los trabajadores ni descontados como ‘gastos’”.

“No hay manera de garantizar el 100 por ciento de seguridad sanitaria; por eso tenemos presente que el capitán, los oficiales y la tripulación, junto con cada armador, sabrán aplicar el buen criterio para resolver cuestiones individuales o particulares”, señaló el secretario general del gremio de Capitanes de Pesca, Jorge Frías.

El dirigente resaltó que se trabajó “de manera abarcativa y receptiva de todas las opiniones y consideraciones de gremios y cámaras”.

El texto del protocolo sanitario ya fue enviado al Ministerio de Trabajo de la Nación y a la Subsecretaría de Pesca, y el sector espera que el 31 de marzo esté implementado.

Noticias relacionadas
La Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca Ver más,,,
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email