La Fempinra y las navieras acordaron un espacio de diálogo sobre el Puerto de Buenos Aires

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Los 19 gremios que integran la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), que hace algunos días aceptaron la conciliación obligatoria impuesta por el Ministerio de Trabajo y suspendieron el paro decidido en el contexto del conflicto que mantienen con multinacionales, acordaron con esas compañías la conformación de una mesa sectorial en un plazo de diez días para analizar la situación del Puerto de Buenos Aires, aseguró esta tarde el titular de la organización sindical, Juan Carlos Schmid.

La conducción nacional de la Fempinra y las empresas Terminal Río de la Plata (TRP), Terminal 4, Bactssa S.A. y Exolgan se reunieron en la cartera laboral y convinieron iniciar el diálogo en pleno período de conciliación obligatoria ante el paro de 48 horas anunciado por los gremios, que habían denunciado la posibilidad de 800 cesantías en la actividad.

“Ni el sector sindical ni el Estado soportarán un solo despido. Por lo mismo, se acordó iniciar el diálogo en esa mesa sectorial y en la cartera de Transporte”, indicó la Fempinra, que además reclamó en el encuentro realizado en Trabajo la convocatoria a los representantes de las líneas marítimas involucradas en la fase comercial del conflicto.

Sindicalistas y empresarios fueron convocados nuevamente por la autoridad de aplicación para el próximo 26 de marzo, en tanto Schmid realzó “el compromiso de Trabajo de preservar la paz social, las fuentes laborales y la operatoria portuaria en diez días”.

Además de los secretarios generales de los gremios de la organización gremial, participaron en la reunión los Ceo’s de las empresas multinacionales, el secretario de Trabajo, Marcelo Bellotti; el Jefe de Gabinete del Ministerio de Transporte, Abel De Manuele, y el gerente general de la Administración General de Puertos (AGP), José Beni.

La Fempinra había decidido el 5 de este mes una huelga general de 48 horas para el domingo y lunes 8 y 9 en todas las terminales y en la firma Exolgan, en el Dock Sud, ante lo que Schmid calificó como “grave situación del Puerto de Buenos Aires, la posibilidad cierta de 800 despidos, la concentración que ejerce el grupo dominante Maersk-APM Terminals y su control de la Terminal 4 a través de un repudiable sistema de integración vertical que ya demostró que destruyó la estación marítima”.

Los dirigentes denunciaron también que Maersk concentra el 75 por ciento del movimiento marítimo y de carga a través de sus socios MSC y Hamburg Sud, ambos “con intereses en la terminal Exolgan, en Dock Sud, Avellaneda, lo que se suma a la drástica caída de la carga de la terminal más importante (Río de la Plata S.A. Dubai Ports), lo que provocaría el inminente despido de 800 trabajadores”.

La Fempinra explicó que esas cesantías se producirían en el contexto de “la finalización de un proceso licitatorio viciado por intereses inmobiliarios y monopólicos en la gestión macrista” y denunció que Maersk, a menos de 80 días de la asunción del nuevo gobierno, procura producir “un daño económico-social al puerto federal y destruir el comercio exterior argentino en lugar de preservar el empleo y fortalecer las economías regionales”.

“La situación se produce en pleno proceso de revisión del pliego licitatorio y del ordenamiento de un puerto federal competitivo, en el que los trabajadores son la herramienta esencial para el desarrollo nacional, y atenta contra la soberanía nacional, lo que implica una clara maniobra extorsiva a los operarios y el gobierno”, aseguró.

La Fempinra se movilizó a principios de este mes hacia la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia para exigir “la definición de un conflicto de integración vertical entre Mersk y Terminales Río de la Plata S.A. a fin de que no se produzcan despidos ni traslados de cargas hasta el nuevo pliego licitatorio”, aunque aclaró que en apariencia “los intereses comerciales internacionales no respetan los derechos de los trabajadores”.

El gremio denunció que la empresa Gestión Laboral, subcontratada por Terminales Río de la Plata S.A., priorizó los preavisos de despidos de forma verbal y exigió la inmediata desafectación de los funcionarios macristas en la Administración General de Puertos S.E. (AGP), designados en los últimos días de esa gestión para continuar operando con “la integración vertical y con el esquema de negocios inmobiliarios”, por lo que Trabajo impuso la Ley 14.876 de conciliación por 15 días hábiles.

Los gremialistas reclamaron al gobierno nacional la conformación de una amplia mesa de discusión de los temas del Puerto de Buenos Aires entre representantes de Trabajo, Transporte, Defensa de la Competencia, las empresas Terminal Río de la Plata S.A., Terminal 4 S.A., Buenos Aires Containers Terminals S.A. (5), Exolgan S.A, Maersk Argentina, MSC, Hamburg Sud, AGP y representantes de la Cancillería, lo que a excepción de algunos sectores se acordó en la cartera laboral.

La huelga de 48 horas iba a incluir asambleas informativas y de esclarecimiento en rechazo de “los despidos y las conductas monopólicas a través de la integración vertical, lo que provocó en su momento el colapso del Puerto de Buenos Aires por Maersk a fin de controlar el comercio exterior y monopolizar y obstaculizar la soberanía y el desarrollo productivo”.

Noticias relacionadas
El secretario general de la Federación Marítima, Portuaria y de Ver más,,,
La Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra) Ver más,,,
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email