Los judiciales proponen ampliar la cantidad de aportantes en lugar del recorte a las jubilaciones especiales

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) que conduce Julio Piumato, presentó a través del diputado nacional José Ramón un proyecto de reforma de la Ley 24.018 que, según afirmó hoy el sindicato, “es de forma clara superador de la iniciativa oficial, ya que contempla a la totalidad de los trabajadores” de la actividad, aseguró.

Piumato reclamó “una jubilación igualitaria” para todos los judiciales y reafirmó su “convicción” de que “la solidaridad de la actual etapa en modo alguno puede justificar el cercenamiento de derechos y, mucho menos, de una forma elitista, regresiva y carente de perspectiva de género, ya que excluye a las categorías que en su mayoría desarrollan las mujeres, como lo hace el proyecto presentado la semana anterior por el oficialismo”, dijo.

“El corazón del proyecto propio es la igualdad y sustentabilidad del sistema a través de la inclusión de todos los agentes del Poder Judicial de la Nación y de los Ministerios Públicos al régimen de la Ley 24.018, multiplicando de manera exponencial el ingreso de aportantes adicionales para contribuir al financiamiento de las actuales jubilaciones”, puntualizó.

Piumato, secretario de Derechos Humanos de la CGT, explicó que los judiciales son más del 80 por ciento del personal que cumple funciones en el Poder Judicial de la Nación y los Ministerios Públicos (unos 22.200 agentes de los 30.150 que prestan servicios en dependencias nacionales y federales), y aseveró que esos trabajadores son “la columna vertebral del sistema a partir de sus labores, responsabilidad y naturaleza de las tareas”.

“Las labores, responsabilidad y naturaleza de las tareas y la imposición de la dedicación exclusiva de esos trabajadores –que no pueden tener otro empleo de forma simultánea, habilitación comercial o ejercer la profesión de manera liberal- y el esfuerzo personal cotidiano es volcado en un Poder Judicial que está en emergencia”, enfatizó el dirigente.

Para Piumato, la sustentabilidad del sistema requiere del aumento de la base de aportantes y de la adecuación de la edad jubilatoria de 60 a 65 años, además del porcentual del aporte del 11 o 12 por ciento según sean empleados, funcionarios o magistrados al 15 por ciento para todas las categorías, dijo el sindicalista en el documento.

“Más del 50 por ciento de quienes ingresan al Poder Judicial lo hacen dentro de la franja etaria que oscila entre los 18 y 25 años. Realizan toda la carrera en la justicia y tienen mayor cantidad de aportes –promedio de 40 años- al momento de solicitar el beneficio jubilatorio, excediendo incluso los años de haberes exigidos por la ley”, añadió.

El dirigente señaló que sería “un acto de estricta justicia” incluir a los judiciales en la Ley 24.018 porque “los derechos son derechos y no privilegios y, por eso, se defienden”.

Ayer, un Confederal que reunió a delegados judiciales de todo el país deliberó en Buenos Aires y analizó la posibilidad de paralizar las actividades si el gremio “no es escuchado”, medida que fue convocada para concretarse a partir de las 10 del próximo 27 de febrero en demanda de una jubilación judicial igualitaria.

Noticias relacionadas
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email