Más de 500 mil millones de dólares anuales demandará el piso de protección social en 2030

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Más de 500 mil millones de dólares anuales se requerirán en los próximos diez años para garantizar “un nivel mínimo de protección social en el mundo”, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que señaló que existe un déficit de financiación crucial en el sector, por lo que ofreció recomendaciones de políticas que procuren soluciones.

En un reciente informe, el organismo multilateral tripartito sostuvo que para que los países puedan adoptar medidas que garanticen ese nivel mínimo de protección social para 2030 -también denominado piso de protección social- será necesario invertir más de 500 mil millones de dólares anuales.

El estudio “Brechas en el financiamiento de la protección social para alcanzar la meta de desarrollo sostenible 1.3: Estimaciones mundiales y estrategias para los países en desarrollo”, indicó que el gasto deberá ser incrementado de forma drástica para alcanzar “la cobertura universal de un conjunto básico de medidas de protección social”.

En ese sentido, el organismo laboral tripartito recomendó realizar transferencias en efectivo por hijo, prestaciones de maternidad para progenitoras de recién nacidos, por incapacidad y pensiones sociales a la vejez, según un comunicado de la OIT.

Luego de analizar la situación en 134 países, el organismo convino que los niveles de protección social cubren al 8,5 por ciento de los menores y al 15,3 de las personas de edad en los países de bajo ingreso, aunque en las naciones de ingreso mediano alto el 35 por ciento de los niños y el 90 por ciento de los ciudadanos de edad tienen cobertura.

“El objetivo de la protección social universal es posible de alcanzar si hay inversiones masivas, incluida la ayuda internacional al desarrollo para los países de ingreso bajo”, puntualizó Valérie Schmitt, directora adjunta del Protección Social de la OIT.

La protección social es clave para alcanzar en 2030 las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas (ONU), como los relativos a la pobreza, la igualdad de género, el trabajo decente y el crecimiento económico.

Los autores del informe señalaron que muchos países de ingreso mediano o mediano alto tienen capacidad interna para generar recursos para financiar un mínimo de protección social, pero la cobertura universal en 2030 requerirá cantidades sustanciales de ayuda externa para el desarrollo, a fin de subsanar el déficit de financiación en 28 naciones.

Los países de ingreso bajo tendrían que gastar el 5,6 por ciento (27.000 millones de dólares anuales) de su Producto Bruto Interno (PBI) para cubrir ese déficit; los de ingreso mediano bajo el 1,9 por ciento (136.000 millones) y los de ingreso mediano alto el 1,4 por ciento de su PBI (es decir, 365.000 millones de dólares al año), según el informe.

“Para ello, habría que incrementar los ingresos fiscales, ampliar la cobertura y cotizaciones a la seguridad social, la asistencia oficial para el desarrollo, eliminar los flujos financieros ilícitos y priorizar a los países de ingreso bajo. Y promover la extensión de la cobertura de seguridad social contributiva a trabajadores de la economía informal en naciones en las que el desarrollo del seguro social es insuficiente. Ello generará otros ingresos por el 1,2 por ciento del PBI”, dijo Fabio Duran Valverde, jefe de la Unidad de Finanzas Públicas.

Noticias relacionadas
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email