Persisten los altos niveles de trabajo infantil y trata de personas en las cadenas globales

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El trabajo infantil y la trata de personas continúan siendo preocupaciones importantes en las cadenas de suministros mundiales y, nuevas estimaciones sobre ese flagelo y el empleo forzoso fueron revelados en un informe compilado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y otros entidades internacionales, informó el organismo.

El informe, compilado por la OIT, la OCDE, la OIM y la UNICEF, integrantes de “Alliance 8.7” sobre trabajo infantil y forzoso, esclavitud moderna y trata de personas, indicó que una parte significativa de esa problemática en las cadenas de suministro mundiales se produce en sus niveles más bajos y en actividades como la extracción de materias primas y la agricultura, lo que dificulta la debida diligencia, visibilidad y trazabilidad, puntualizó.

Con el título “Poner fin al trabajo infantil, forzoso y la trata de personas en las cadenas mundiales de suministro”, sostuvo que el empleo infantil es del 26 por ciento en Asia oriental y sudoriental; del 22 en América Latina y el Caribe, del 12 en Asia central y meridional y en Africa subsahariana y del 9 en el norte africano y en Asia occidental.

“Los bienes y servicios se componen de insumos de muchos países y se procesan, ensamblan, empaquetan, transportan y consumen a través de las fronteras y los mercados”, afirmó el director general de la OIT, el ex sindicalista británico Guy Ryder, quien dijo que es preciso abordar “las violaciones de derechos laborales en las cadenas”.

El estudio subrayó el rol crítico de los Estados para enfrentar “las brechas en la legislación legal, la aplicación y acceso a la justicia y un marco para una conducta patronal responsable”, y examinó la forma en que los gobiernos pueden liderar con el ejemplo como procuradores de bienes y servicios, propietarios de firmas y proveedores de crédito.

El informe describió un enfoque preventivo más amplio, centrado en las causas fundamentales e incluyendo la privación de niños y familias, en especial en los segmentos ascendentes y tercerizados de cadenas de suministro globales de la economía informal.

“El esfuerzo contra la trata de personas en las cadenas de suministro mundiales será inadecuado si no se extiende más allá de los proveedores inmediatos e incluye a los actores de actividades como la extracción de materias primas y la agricultura, que sirven como insumos para otras industrias”, dijo el director general de la OIM, Antonio Vitorino.

Como respuesta a un llamado de los ministros de Trabajo del G-20 para evaluar las violaciones de los derechos laborales en esas cadenas, compilaron el informe la OIT, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Noticias relacionadas
La Delegación Misiones del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Ver más,,,
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email