Foto Fempinra

Clima de conflicto en los gremios marítimos, portuarios y de la industria naval por las políticas del gobierno para el sector

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Más de un millar de trabajadores de los 19 gremios que integran la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra) advirtieron hoy en una “asamblea pública” que profundizarán las protestas si el gobierno traspasa el puerto porteño a la ciudad de Buenos Aires a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

“El puerto no se vende, la industria naval se defiende y nosotros no nos vamos”, enfatizó esta mañana el jefe de la organización, Juan Carlos Schmid, durante una asamblea en Belgrano e Ingeniero Huergo, frente a la Administración General de Puertos (AGP).

Los trabajadores rechazaron “las perjudiciales medidas adoptadas en los astilleros” y “la licitación de YPF para el tráfico Barranqueras-San Lorenzo, y la construcción de 6 remolcadores y 3 barcazas en Paraguay y de otras dos naves en España, explicó la Fempinra en un comunicado.

Schmid explicó que el conflicto se originó ante “la posibilidad de transferir el puerto por decreto y no a través de un proyecto legislativo”, y criticó “las políticas del titular de la AGP, Gonzalo Mórtola, quien depende del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich”.

El próximo gobierno “debe poner en radar las vías navegables, la industria naval, la pesca y los puertos. No se puede esperar más. Todo eso afecta el comercio exterior”, dijo el dirigente guinchero Roberto Coria, en tanto Leonardo Salom, jerárquico ferroportuario (Apdfa), afirmó que hay que suspender “la apertura de sobres para licitar las terminales”.

“Nuestras manos están abiertas para el consenso y el diálogo. Son las que manipulan las grúas, están en los lugares de investigación del Estado, en las soldaduras de los astilleros, en la navegación interior y el dragado. Pero también pueden cerrarse como un puño para enfrentar la entrega y la vergüenza. Continuará la lucha”, aseveró Schmid.

Raúl Huerta, adjunto de la Fempinra, rechazó la renovación de licencias para explotar el puerto; Walter Castro defendió a “la abandonada industria naval, que tiene mano de obra inactiva porque se fabrica en Paraguay y Chile a costo dólar”, y Schmid condenó la posibilidad de reflotar el proyecto inmobiliario de la Isla Demarchi.

Por último, el titular de la federación denunció que “el gobierno deja sin trabajo a los argentinos de los astilleros para adquirir empleo europeo en un marco de desocupación y pobreza, como ocurre con el barco Polar y las barcazas que se construirán en Paraguay”.

En la masiva asamblea también participaron Hugo Godoy, jefe de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y el dirigente de Astilleros Río Santiago Francisco Benegas, y delegaciones de La Plata, Entre Ríos, Bajo Paraná y Mar del Plata.

Noticias relacionadas
La Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra) Ver más,,,
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email