Gremios de servicios públicos advierten que el avance tecnológico no debe contraponerse a los derechos humanos y laborales

Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Los representantes sindicales de las Américas analizaron en la 12da Conferencia Interamericana de la Internacional de Servicios Públicos (IPS) las variadas estrategias a adoptar para que el futuro del trabajo en la era tecnológica no se contraponga a la vigencia de los derechos humanos y laborales.

El encuentro internacional se realizó en el Palacio de Aguas Corrientes de Buenos Aires y participaron, entre otros sindicalistas argentinos, los secretarios generales Norberto Di Próspero de la Asociación del Personal Legislativo (APL); Héctor Daer de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) y titular de la CGT; José Luis Lingeri, del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (Sgbatos), quien ofició de anfitrión, y Julio Piumato, de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN).

Durante las disertaciones, Daer sostuvo que “la tecnología debe existir para mejorar la calidad de vida y no para perder derechos”, y Lingeri aseguró que su gremio brega para que los trabajadores estén a “la altura de los desafíos a través de la capacitación”, en un contexto general que garantice “la igualdad de género y el poder adquisitivo de los salarios y de las jubilaciones”.

En tanto, Di Próspero afirmó que “la participación de los trabajadores en los ámbitos de debate siempre fortalece y acerca a realidades distintas, que permiten aprender en un clima de camaradería y unión”.

La dirigente italiana Rosa Pavarelli, titular de la IPS, resaltó, al inaugurar la jornada mundial, que “los bienes comunes que proporciona el Estado no pueden ser tratados como cualquier producto porque no constituyen una mercancía”.

 “Los sindicatos son la barrera de contención y defensa contra los gobiernos que procuran avanzar sobre los derechos humanos”, señaló y elogió a los gremios argentinos por ser “la vanguardia en la firma de convenios contra la violencia de género y el acoso laboral”.

La 108va Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprobó el viernes pasado el nuevo Convenio 190 contra la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, al que se opusieron algunos gobiernos y varios representantes del Grupo de Empleadores, entre ellos la delegación empresarial argentina, posición criticada por la CGT.

El secretario de Juventud de APL, Rodrigo López, indicó que en el reciente Congreso Regional de la PIS Interamericana, por él presidido, hubo coincidencias sobre “la necesidad de profundizar la lucha para preservar los espacios juveniles y fortalecer la tarea dentro de los sindicatos”.

El joven gremialista advirtió que la IPS “no se opone a la tecnología, pero la tecnología no puede avasallar los derechos a trabajar, a percibir un salario digno y a la seguridad social”.

La secretaria de Relaciones Internacionales del gremio legislativo, Carolina Pereyra Rozas, precisó que la organización mundial es una Federación sindical que reúne a más de 20 millones de trabajadores, representados por 700 sindicatos en 163 países para promover los servicios públicos de calidad.

La dirigente precisó que la IPS trabaja con el sistema de las Naciones Unidas, en colaboración con entidades de la sociedad civil, sindicatos y otras entidades en “la lucha por la justicia económica y social y por servicios públicos eficaces y accesibles para toda la población”.

Noticias relacionadas
El Ministerio de Producción y Trabajo presentará en las próximas Ver más,,,
Compartilo en las redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email